Nosotros

Visión:


La educación necesita ser entregada de tal forma que todos se beneficien de ella de acuerdo a sus necesidades físicas, cognitivas y  espirituales en un ambiente de respeto, compromiso y amor.  Donde el ser humano desarrolle la conciencia de sí y de su entorno, ejercite su libertad, asuma responsabilidades y se sienta respaldado como persona; llevando en sí una gama de saberes, valores, competencias, destrezas, habilidades y actitudes con capacidad de asumir sus derechos y deberes de manera que lo conviertan en un agente activo de la construcción del reino en una sociedad postmoderna.

Misión:


Nuestro colegio tiene como misión formar personas en el marco valórico del cristianismo, proporcionando los medios necesarios para que descubra y forje su propio proyecto de vida, a través de un programa educativo flexible y de acuerdo a las necesidades sociales y personales del estudiante apuntando  hacia la excelencia académica centrada en la persona y en su entorno para lograr un desarrollo personal con fuerte orientación en los valores y conocimientos que permitan al estudiante integrarse, ya sea en la educación superior, vida laboral o social, siendo una persona capaz de contribuir en la construcción  de una sociedad basada en los valores y principios del Evangelio.

Reseña histórica:

El Colegio Metodista de Santiago, pertenece a la Iglesia Metodista de Chile, siendo una expresión más de su centenaria labor de predicación, enseñanza y servicio al país.

El Colegio Metodista de Santiago se crea en 1956, bajo el alero de la Segunda Iglesia de Santiago. A partir de 1972, con el fin de atender a los hijos de padres que trabajan todo el día, se extiende la labor educacional, incluyendo almuerzo.

En 1990 un grupo de padres, profesores y alumnos, en respuesta a sus principios cristianos, deciden invitar a niños con Necesidades Educativas Especiales a compartir una jornada escolar, lo que conlleva en el mismo año a la creación de los niveles de Educación Básica Especial.

El trabajo en esta área responde a los principios cristianos que rigen el actuar del colegio enfatizando el derecho que tienen las personas que presentan alguna Necesidad Educativa Especial de desarrollarse en un ambiente normalizador. A la vez que los alumnos que no presentan esta necesidades incorporen a temprana edad, valores trascendentales para sus vidas tales como: el respeto y aceptación de la diversidad en los seres humanos.

Aproximadamente dos años más tarde se crea el Proyecto de Integración, en donde, se integran estudiantes con Necesidad Educativa Especial (Síndrome de Down, Autismo, Asperger y Deficiencia Mental leve) en los cursos de Educación Básica y Media.

Suscríbete.

A nuestro boletín informativo.